Atrapados en la red

 

Adicción (RAE): es la enfermedad crónica y recurrente del cerebro, que se caracteriza por la búsqueda patológica de la recompensa y/o alivio del uso de ‘sustancias’, ‘acciones’ o ‘conductas’ (y ‘personas’, añadiría yo).

 

 

En el momento de la historia, que nos ha tocado protagonizar, la gran adicción de la que debemos hablar, es la de los Smartphones y las redes sociales.

Ellos son los responsables de que nuestra rutina, actitud, conducta, relaciones y, hasta los valores (principalmente), hayan cambiado, y no, precisamente, siempre para bien.

  

Alguno de los efectos secundarios, de esta adicción, son:

 

  • Incapacidad para controlar la conducta
  •  Deseo imperioso de ‘consumo’ (de datos)
  •  Excesivo interés por conocer las vidas perfectas del resto de ‘amigos virtuales’
  •  Darte a notar y mostrar todos los detalles de nuestra vida en las redes (si no se sube a la red, no existe…)
  •  Disminución de la identificación de los problemas significativos
  • Sustitución de relaciones interpersonales
  •  Dolencias físicas: malas posturas de cuello y cabeza, arrugas en la parte delantera y daños en los músculos de la parte posterior, malestar en el pulgar, hormigueo y adormecimiento de los dedos anular y meñique, así como dolor y calambres en el codo.
  •  Nomophobia: fobia a no tener el móvil, disminuir el número de ‘likes’ o saber que no tienes ‘cobertura o wifi’
  •  El vibrador fantasma, provocando que estés controlando el móvil constantemente, por si no lo oyes, por si…

 

Todos estos síntomas, diagnostican una disminución real de calidad de vida (aunque cueste reconocerlo).

 

¿Vas a seguir perdiéndote el resto de tu vida?

 

CBC (Coaching Salamanca)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *