La Hipnosis en deportistas de élite

 

 

 

Futbolista de primer nivel como David Beckham, el tenista Jimmy Connors, el golfista Tiger Woods o el boxeador Muhammad Ali, son algunos de los deportistas de élite que han acudido a la hipnosis, con el objetivo de, alguno de ellos, poner en orden temas personales y otros, como herramienta, para mejorar su rendimiento en la pista.

 

El caso más recientemente conocido, es el de Ander Mirambell, olímpico en la especialidad de skeleton (especialidad de descenso en pistas de hielo donde, su trineo junto con su cuerpo, alcanzan una velocidad de 142 km/h).

 

Tras una grave lesión de espalda, que le iba comiendo el ánimo poco a poco, decidió acudir a la hipnosis con el objetivo de mejorar sus reflejos, la intuición, capacidad de decisión y mitigar el dolor. Algunas de las conclusiones que saca Ander de su experiencia con la hipnosis, son que:

 

El cerebro procesa en torno a 400.000 millones de bits de información por segundo, pero el ser humano sólo es consciente de, en el mejor de los casos, 2.000.

No sabes cómo vas a reaccionar ante una determinada situación, cada maniobra se hace al límite y cada detalle o medio segundo en la pista, pueden suponer 10 puestos en la clasificación.

Para agudizar el instinto y activar esos datos, es necesario trabajar el subconsciente y para ello, el único modo es vivir el momento o simularlo y, lo más parecido a la simulación es la hipnosis.

 

Mediante la visualización, hay curvas a las que antes se les tiene mucho respeto y no hay tiempo para pensar. Tras ‘visualizarlas’ mediante la hipnosis, se hacen más naturales, como si las hubiera vivido, aportando seguridad y trabajando para que sea el subconsciente el que tome las decisiones.

 

Conversaciones, sensaciones, charlas, visualizaciones, sentimientos, emociones, bloqueo de miedos, conocer dónde está el límite al que se puede llegar, … son algunos de los instrumentos para conseguirlo:

 

  • Por ejemplo, un curva en la que se va muy rápido o se entra con el cuerpo demasiado recto: en estos casos, la ciencia nos dice que, es el subconsciente el que toma la decisión, basándose en experiencias anteriores y lo hace, de 4 a 7 segundos antes de que nosotros sepamos qué vamos a hacer.

 

Existen muchos más casos, de otros deportistas y gente muy influyente, que acuden a la hipnosis como herramienta para mejorar, pero que por miedo al qué dirán, los mitos y mala prensa que sigue teniendo el tema, no trascienden.

 

Por último, queda recordar que, la clave para obtener unos buenos resultados es una actitud proactiva, ya que la hipnosis sólo hace el clic, el hipnotizador guía, pero el trabajo real lo hace el hipnotizado.

 

CBC (Coaching Salamanca)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *