Los 5 símbolos del Camino de Santiago

 

 

El Camino de Santiago está lleno de símbolos, que lo hacen especial, y que nos ayudan a que se convierta en una experiencia única.

Los 5 símbolos más representativos del Camino de Santiago, son:

 

  • LA VIEIRA: en la antigüedad, junto con un pergamino, la vieira era el símbolo que se le entregaba, a todos los peregrinos que llegaban andando a Santiago, colgándolo de su capa o sombrero.
    El significado que tenía era que, durante el peregrinaje, se había producido un cambio en su vida y volvía a casa siendo una persona distinta.
    La vieira era un símbolo de bondad, servicio al prójimo y un estilo de vida.
    Posteriormente, esta vieira se comenzó a utilizar durante todo el recorrido, con el propósito de beber de las fuentes y regatos del camino, mojarse la cabeza e incluso bautizar a niños, en su paso por las distintas aldeas, que atraviesa el Camino de Santiago.
    Actualmente, es un distintivo, de todos aquellos peregrinos que se acercan hasta Santiago.

 

  • FLECHA AMARILLA: nos señalan la dirección correcta a lo largo del Camino y si no fuera por ellas, muchas veces nos perderíamos, sin saber por dónde continuar.
    Al encontrarlas, recuperamos la confianza de saber que vamos en la dirección correcta y de que estamos orientados hacia el buen Camino.
    En la antigüedad, eran las estrellas, las que guiaban a los peregrinos, durante las largas travesías hasta llegar a Santiago.

 

  • BASTÓN: es el soporte fundamental, cuando el camino se empina, hay algún obstáculo que sortear, cuando llevamos muchos km o, simplemente, el cansancio empieza a hacer mella.
    A igual que en nuestro día a día, siempre es fundamental tener un ‘bastón’ de apoyo para poder sujetarnos en él, cuando más lo necesitamos.

 

  • LA MOCHILA: aparentemente, con tan poca importancia y, sin embargo, tan fundamental y presente, a lo largo del Camino.
    En ella llevamos todo lo que vamos a necesitar, a lo largo de nuestro viaje y cuando la estamos haciendo, la llenamos de ‘por sis’… (‘esto por si hace falta,…, esto por si….’).
    Cuando estamos caminando, vemos que no necesitamos la mayoría de las cosas que llevamos cargados a la espalda y que se convierten, totalmente, en prescindibles.
    En la vida, nos pasa igual, llevamos a la espalda muchas ‘cargas’, muchas veces generadas, por nosotros mismos y que nos hacen el día a día, más difícil y complicado.

 

  • TIRITA: ‘no pain no glory’… y es que a lo largo del Camino, tarde o temprano, el cuerpo se resiente y si no es una ampolla, es la espalda, una picadura o el sol, pero nadie se libra y, sin embargo, nos reponemos y seguimos adelante.
    Si no hubiera algo de sufrimiento, no valoraríamos, de igual modo, la hazaña conseguida y es que, al llegar al final de cada etapa somos personas más fortalecidas, que al inicio de las mismas.

 

Todos y cada de uno de estos símbolos, son el reflejo de nuestro día a día, porque el Camino de Santiago, es el mejor ejemplo de la vida.

 

“La mayoría de las veces, no necesitamos un nuevo Camino, sino una nueva forma de caminar”.

 

CBC (Coaching Salamanca)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *